Los blogs cambian la forma de hacer negocios

Si entendemos Internet como una especie de big-bang de las tecnologías de información, como una explosión en constante aumento, me parece que podemos considerar a los llamados “blogs” como una muestra de las energías liberadas tras este estallido, con efectos que pueden ser aún inimaginables.

“Si una empresa decide no aprovechar este nuevo canal de comunicación, la competencia lo hará”Los blogs son sitios web donde -por lo general- un autor escribe diariamente sobre el tema en el que es o busca ser un experto. Los hay de todo tipo, desde aquéllos que sirven como diarios personales hasta los que son escritos por “gurús” de negocios, tecnología, deportes, política, etcétera.

Desde mi muy particular perspectiva, los blogs son una de las tendencias más importantes sobre las que transitará el World Wide Web, y así como alentamos a nuestros empleados, clientes, socios y a todos los demás a montarse a la Web cuando esta tecnología comenzó a despegar en el mercado (hace ya unos diez años), creo que una vez más debemos alentarlos a que participen de este fenómeno.

La razón es muy simple: todo negocio debe estar a tono con lo que sucede en el mercado, y hacerlo no sólo como un observador sino como un actor. Fue por este motivo que cuando descubrimos que Internet sería una gran fuerza en los negocios alentamos a todos a explorarlo para que pudieran descifrar, lo antes posible, cómo podrían obtener beneficios en su rubro o industria. Aunque ahora es demasiado pronto para predecir el impacto que tendrán los blogs en los negocios, no lo es tanto involucrarse y aprender lo más posible a través de un participación activa, visualizando de paso los beneficios que ello conlleva.

Los blogs deben ser vistos como una fuente de opinión, ya que cualquiera puede escribir lo que desee y cuando lo desee; no obstante, esto es lo que paralelamente los convierte en un instrumento de valor, dado que la “blogósfera” contiene una sorprendente variedad de comentarios y opiniones sobre prácticamente cualquier tema, desplegados mediante una compleja red de interconexiones que conforman un gran acervo de conocimiento.

No debemos pasar por alto que los blogs han servido también como plataforma para que personas o grupos escriban sobre los aspectos negativos de la sociedad, incluyendo mentiras y calumnias. La revista Forbes en su reciente artículo “El ataque de los blogs” explora este aspecto y deja claro que no todos los blogs son de la misma calidad; esto, sin embargo, no desacredita lo valioso de esta explosión en las comunicaciones.

En la “blogósfera” también podemos encontrar algunos de los expertos más reconocidos sobre muchos temas, con la oportunidad de leer periódicamente ensayos y reflexiones de gran valor; incluso, podemos entablar un dialogo con ellos. También podemos saber de primera mano qué piensan nuestros clientes o encontrar un buen socio… ¡las oportunidades son infinitas!

Según Technorati, una firma que rastrea el contenido de blogs, unos cien mil nuevos blogs son creados cada día (más de uno por segundo). Debemos entender que los hay de todos los colores y de todos los sabores, así que parte de los temores que presenta Forbes son reales.

Considerando los cambios que los blogs ya han generado, las empresas no deben entender ni acercarse a ellos con una visión negativa sino hacerlo tal como indica la revista BusinessWeek en su artículo “Los blogs cambiarán su negocio”, donde se presenta una visión equilibrada y atinada sobre este fenómeno: “Adelante, quéjese de los blogs, pero no podrá permitirse cerrar sus ojos a ellos porque son la explosión más grande en tecnologías de la información… dados los cambios que han ocasionado, los blogs no son una elección de negocio; son un prerrequisito”.

La innovación está llamando a la colaboración como nunca antes y los blogs y wikis (aplicaciones de informática colaborativa en un servidor que permiten que los documentos allí alojados sean editados por cualquier persona) están posibilitando esta (colaboración) de manera irrestricta, sin fronteras y abierta, logrando así que -en caso de poder conectarse con blogs de valor- los usuarios puedan dar saltos cuánticos en innovaciones de productos y modelos de negocios en este mundo de servicios de conocimiento.

No cabe duda: las ideas y propuestas de los bloggers de cualquier empresa podrán llegar en forma directa a los clientes, empleados y analistas; los bloggers ajenos a la empresa podrán decirnos lo que el mercado piensa de nuestros productos y/o servicios; los clientes potenciales están ahí afuera buscando con quién cerrar su próximo negocio, y si una empresa decide no aprovechar este nuevo canal de comunicación, la competencia lo hará.

Por todo lo anterior, parece que lo más apropiado sería decir: “Descubran y atrapen los blogs ahora o los blogs los atraparán a ustedes después”.

Deja un comentario